OCUPACIÓN ILEGAL

RESOLVEMOS DUDAS

La okupación ilegal de viviendas es uno de las preocupaciones que más ha crecido en los últimos años derivados de la crisis económica. 

Esta problemática afecta principalmente a las segundas viviendas, las cuales suelen estar más desprotegidas.

Saber qué hacer en estos casos es fundamental, en especial las primeras horas del suceso. 

¿Cuándo es ilegal la okupación?

La okupación de una vivienda es ilegal cuando los individuos no tienen el permiso del propietario.

En estos casos, el Código Penal sanciona el suceso de manera diferente cuando la vivienda está habitada de forma habitual a cuando no. Del mismo modo sucede cuando la okupación se realiza con violencia.

¡Me han okupado mi casa habitual! ¿Qué hago?

Lo primero que debes hacer es llamar a la Policía y poner una denuncia inmediata para que la vivienda pueda ser desalojada.

Es fundamental que esta se realice entre las primeras 24 y 48 horas. Y es que, hoy en día, es la única manera para que el desalojo se haga lo más rápido posible. 

Si en tu casa se ha dado esta situación estaríamos ante un delito de allanamiento de morada, un acto delictivo recogido en el Código Penal español. De este modo, las autoridades podrían acceder a tu vivienda sin una orden judicial y la condena para los okupas pueden ser penas de cárcel. 

¡Me han okupado mi segunda residencia! ¿Qué hago?

Suele ser la opción más común ya que suelen estar más desprotegidas.

En estos casos, toda precaución es poca y contar con alarmas para okupas debe ser prioritario. 

El principal problema en las segundas residencias es que no se está en contacto constante con ellas, por lo que es más difícil saber en qué momento han entrado. 

Siempre que sea posible hay que denunciar antes de las primeras 48 horas. Por eso, aunque se puede okupar una casa con alarma, puedes enterarte de forma inmediata de este suceso.

El mayor inconveniente de las segundas residencias es que se soluciona por vía civil y habrá que recurrir a un juicio para recuperar la vivienda; algo que puede tardar mucho más en resolverse.

¿Con qué opciones cuento para recuperar mi casa?

  • Vía penal.

Puedes denunciar el suceso y el juzgado determinará mediante un juicio los delitos (si es una okupación sin violencia, con violencia…).

Suele tratarse de un proceso más rápido en comparación con el resto, ya que con llevar las pruebas al día del juicio suele ser suficiente.

  • Vía civil.

Dependiendo de las características de la okupación podemos enfrentarnos a diferentes escenarios:

  1. Acción reivindicatoria. El objetivo es proteger el derecho de propiedad que se ha visto alterado y perturbado por el delincuente (okupa).
  2. Desahucio por precario. Sucede cuando alguien estaba viviendo en tu hogar con tu permiso, pero has decidido que ya no y no abandonan la vivienda (no paga la renta, por ejemplo). En estos casos el proceso es más complejo y más largo.
  3. Tutela sumaria de la posesión. Es la más ágil. Los okupas tienen 5 días para demostrar una okupación legal y, en caso contrario, se hará una ejecutará una orden de desalojo.

¿Y yo? ¿Puedo hacer algo?

Una de las dudas más frecuentes es si puedo entrar en mi casa okupada y llevar a cabo la justicia por mi propia cuenta.

La respuesta en estos casos es NO. Esta duda entra especialmente cuando los okupas abandonan la propiedad por periodos de tiempo. 

Aunque pueda parecer una solución, lo cierto es que puede suponerte problemas, ya que podría volverse la denuncia en tu contra.

Por ejemplo, si decides cambiar la cerradura se consideraría un delito de coacciones, recogido en el artículo 172 del Código Penal y que, además, conlleva sanciones.

En estos casos, la mejor solución siempre será la prevención, pero, en caso de que se dé una ocupación no autorizada en tu hogar, lo mejor siempre será actuar según está previsto por la Ley y de la mano de las autoridades.

Deja un comentario

Ir a Whatsapp
¿En que podemos ayudarte?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?